¿Por qué no denuncian las mujeres la violencia de género?

BERTA CAO

Con estos calores, y a estas alturas de mes, el gobierno ha tenido a bien presentar un estudio sobre “La inhibición a denunciar de las víctimas de la violencia de género”, publicado por la Delegación de Gobierno para la Violencia de Género (VG) del Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, y presentado por la propia Delegada del Gobierno, Blanca Hernández, y la Secretaria de Estado de Servicios Sociales, Susana Camarero. El ministro Alfonso Alonso no estaba, lo mismo por el escaso interés del tema, como venimos viendo reiteradamente.

El estudio tiene más de 60 páginas de literatura preocupante, también por el derroche económico que supone hacer algo que no tiene rigor y que no aporta –luego no hay dinero para la atención a las víctimas, para la prevención, para la reparación…–. Se presentan definiciones, clasificaciones y consecuencias de la violencia de género que podemos leer en cualquiera de las docenas de guías publicadas, y una serie de factores de vulnerabilidad omitiendo el primero, fundamental: ser mujer. Por eso hablamos de violencia de género.

Sigue el estudio desgranando una serie de teorías sobre las causas de la VG, sobre si el maltratador nace o se hace, si la maltratada lo es por factores endógenos o exógenos… Lo dicho, literatura de la mala y de la peligrosa, por mucho que indiquen tras cada presentación que “esta teoría tiene críticas…” pero que no dejan de dar carta de naturaleza a justificaciones como la que encontramos en la página 18, bajo el epígrafe ‘Teorías explicativas sobre las causas de la violencia de género’. Enfoques centrados en el individuo o intrapersonales: “Modelos que tienen en consideración características personales de las víctimas (masoquismo, trastorno mental o características personales que impliquen vulnerabilidad) y de los agresores (trastornos psicopatológicos, consumo abusivo de alcohol y/o drogas, estrés), que en el resto de la población están presentes en menor medida”.

¡Qué falta de rigor! ¡Qué desprecio a las incontables víctimas de violencia!

Sobre las teorías que explican las razones por las que una mujer víctima de VG permanece en la relación incluyen la de costes-beneficios, que viene a indicar que las mujeres echan cuentas sobre qué les sale más a cuenta, quedarse con el maltratador o romper la relación… Cuesta comprender qué razones pueden llevar a publicar estas intoxicaciones cuando el número de víctimas de la VG no deja de ampliarse, y cuando llevamos un verano sin tregua en asesinatos de mujeres. Salvo que se quieran echar balones fuera y desatender a las víctimas, que es básicamente lo que está haciendo el Ministerio.

Sobre la muestra que sirve de base al estudio, es excesivamente escasa. 40 mujeres que no han denunciado a sus maltratadores cuentan sus razones y su falta de expectativas, son presentadas desde la tutela y el “paternalismo”. Reproduzco la presentación de una declaración, y la declaración misma, para que cada cual se cree su propio criterio:

“En muchos casos existe una mezcla de amor y responsabilidad familiar que hace que no se planteen dar el paso de denunciar a su agresor:

Lo he querido mucho, había días buenos y ahora de mayor, si no lo he hecho antes, no lo voy a denunciar ahora que está enfermo. Le están haciendo pruebas y si lo echan de la casa, no me enteraré de qué le pasa y él nunca se entera de las medicinas que tiene que tomar. Aunque sigue con la navaja en la mesilla, con la que dice que va a matarme, creo que me he acostumbrado a vivir así…”.

¡Cómo que amor y responsabilidad familiar! ¿Soy yo la única que ve el miedo y la resignación en las palabras de esta mujer? ¿Soy yo la única que se espanta?

Yendo a las razones por las que no se denuncia, las principales son:

Diversos miedos (Al maltratador, al proceso judicial, a no ser creídas, a que la protección que les ofrezcan no sea efectiva, a perder a sus hijos, a no poder salir adelante ellas solas, a no tener medios económicos para poder atender a sus hijos, a no encontrar empleo, a que las traten de modo prejuicioso por haberse mantenido en la relación).

Incertidumbre e inseguridad ante situaciones nuevas que no saben si podrán controlar.

Vergüenza a reconocer las cosas que han tolerado.

No querer perjudicar al agresor: quieren evitar las repercusiones negativas que una denuncia puede tener en el estatus social y laboral del agresor (no quieren hacer daño al maltratador, sino únicamente poder vivir tranquilas).

Miedo me da a mí que el gobierno haya tenido que llegar a julio de 2015 para publicar esto después de todos los años que llevamos intentando dar visibilidad a las víctimas de la VG, y denunciando su indefensión, para constatar que la invisibilidad sigue, la indefensión se perpetúa y el retroceso no cesa.

¡Qué lejos estamos de enfrentar la violencia de género como una cuestión de Estado! Lo que nos está diciendo el gobierno es que, si quieren, las mujeres pueden salir de la violencia, que no depende de las políticas, de los presupuestos, de las leyes. Nos lo han dicho esta misma semana, con el nombramiento de Pilar Martín Nájera, que seguro es una fiscal excelente, pero que no tiene formación alguna en violencia de género como para ser la Fiscal de Violencia sobre la Mujer. Y aunque no lo vean, todo esto incide, amplía, propaga y constata la impunidad que tienen los maltratadores para ejecutar sus violencias.

[Me han reclamado unas palabras sobre Luis Fernando López Aguilar tras el archivo del Tribunal Supremo de la denuncia contra él por malos tratos. En un post anterior en  Isla Mujeres, aunque me cuidé mucho de señalar al eurodiputado canario como maltratador, sí le reproché que utilizara el manido recurso de la denuncia falsa para defenderse. Y lo sigo haciendo, porque no creo que la defensa de alguien, inocente o culpable, pueda sustentarse en la acusación a todo un grupo social, las víctimas, afectado por una lacra, la violencia de género, que anula sus derechos fundamentales. Derechos que López Aguilar tiene reconocidos, por supuesto.]

Fuente: http://www.cuartopoder.es/islamujeres/2015/07/24/por-que-no-denuncian-las-mujeres-la-violencia-de-genero/402

Anuncios
Post a comment or leave a trackback: Trackback URL.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: