#22M: Mi plan de este finde

Y de pronto me encuentro de que tengo un fin de semana libre. Que estoy descargada de todas las actividades que realizo los días de asueto (y que, en el 99% de los casos, no elijo yo). Podré descansar (descansar: ¿qué es eso? Siempre surge algo más urgente que me lo impide). Trabajar en la revistaFarga, que dirijo y cuyo número actual se está retrasando demasiado debido a la enorme implicación de los colaboradores en todas las luchas actuales, y a las mías propias. Escribir novelas (tengo tres simultáneas casi paradas). Quedar con algún amigo para emborracharnos. Cine, conciertos, teatro… (en el ordenador, claro: en directo es económicamente inasequible). Dormir. Sola o, si se tercia, acompañada…

Pero no. Me voy a Madrid.

Voy a dormir dos noches seguidas en un autocar en posiciones imposibles. A comer lo que encuentre. A caminar y caminar. A exponerme a que los perros guardianes del sistema me den un buen meneo. A eventualmente  dar con mis huesos en alguna incómoda y helada mazmorra. Pero yo no sacrifico nada, en el fondo: voy a unirme a los compañeros y a las compañeras que sí lo han hecho, que han sacrificado descanso, economías, diversión, tiempo libre, para demostrar que existe dignidad y solidaridad en este país, que no han conseguido encerrarnos a todos en el redil y ponernos encima una piel de oveja de la que solo nos despojamos cuando tenemos que enfrentarnos a alguien aún más débil que nosotros: un inmigrante, por ejemplo, a quien no tenemos escrúpulos de culpar de nuestras desgracias y acusar de crímenes aún peores de los que perpetramos. Me debo a a esas personas, a las que marchan y quizá más aún a las que se han quedado en casa a causa de graves impedimentos, pero cuyo espíritu estará con nosotros. Me debo a ellos porque, fracasados o triunfadores, ya están venciendo, ya han vencido: cualquier pequeña ley cuya aplicación hayan podido impedir, cualquier encarcelado injustamente que hayan conseguido liberar, cualquier despido retrasado, cualquier desahaucio parado, son heridas mortales en la anatomía del sistema. Pero saber que no han conseguido manipularnos, engañarnos, aburrirnos, silenciarnos es la mayor victoria.

¡Madrid, allá voy!

Fuente: http://bosquedebrocelandia.wordpress.com/2014/03/21/22m-mi-plan-de-este-finde/

Anuncios
Post a comment or leave a trackback: Trackback URL.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: