LA MUJER, ¿VUELTA A LA CASA?

Presentación del Documental “La Otra Mitad: Mirando en Lila”

TRAS 35 AÑOS DE LUCHA, LAS FEMINISTAS DE NAVARRA TEMEN UN RETROCESO EN LO CONSEGUIDO

(Publicado en “Diario de Noticias” – Domingo, 18 de Marzo de 2012)

“LO que no se nombra, lo que no se visualiza, no existe, diga lo que diga la RAE”. Son palabras de Teresa Sáez, feminista y codirectora junto a Isabel Alba de La otra mitad: mirando en Lila, un documental de 40 minutos producido por ANDREA y Lunes Lilas que recoge los 35 años de lucha del movimiento feminista en Navarra, y que se presentó esta semana en el hotel Iruña Park. El proyecto ha recibido financiación del INAIF y del Ayuntamiento de Pamplona. Minutos antes de la proyección, Sáez se dirigió a las decenas de personas asistentes y dedicó el trabajo a “todas las mujeres valientes que con sus ideas, actitudes y formas de vida han luchado por conseguir un mundo más equitativo, definiéndose como feministas pese al estigma impuesto”. También Itziar Ziga, escritora feminista en activo desde los 14 años, explicó que “la lucha feminista ha estado mezclada en muchas luchas; son muchas las mujeres que se han implicado y no podemos perderlo”.

Desde aquellos primeros años de asociacionismo, a partir de 1977, se ha avanzado sobre todo en tres ámbitos: “Ahora tenemos la capacidad de considerarnos ciudadanas de primera. Tenemos el derecho a elegir dónde trabajar y también el de tomar decisiones sobre nuestro propio cuerpo y sexualidad. Además, hemos sacado a la luz la violencia de género”, explicó Sáez, quien añadió que “queda mucho por hacer”: “Seguimos cobrando menos, en peores condiciones laborales y ahora todos los derechos adquiridos por maternidad van a ser un acicate para echarnos. La mujer ha salido al mundo exterior pero el hombre no está en la esfera doméstica. También se plantea un retroceso en el tema del aborto”, indicó. Por su parte, la escritora Isabel Alba teme que la nueva reforma laboral vaya a hacer retroceder la situación de la mujer muchos años atrás: “Todos los recortes y reformas que se están haciendo van en la línea de devolver a la mujer al hogar, supeditada al hombre de nuevo y ocupada de todo lo que es cuidar la familia y realizar las labores de casa”.

“Éramos mujeres muy diferentes, pero con una lucha común; estábamos en todos los frentes. Ahora, se están perdiendo muchas cosas y la crisis actúa en contra, pero seguimos con ganas”, explicó Txusa Solórzano, una de las fundadoras de Andraize en los setenta. La joven Edurne Monreal, del colectivo Lamias, creeque “hoy en día, seguimos reclamando nuestros derechos. Se nos ofrece una versión de libres y autónomas, pero socialmente no se acepta y se espera de nosotras que creemos una familia, estemos guapas, trabajemos fuera y dentro de casa…”.

Tere Sáez dirige unas palabras al numeroso público antes de la proyección del documental (Foto: Diario de Noticias)

DE PECADOS Y DELITOS – El documental arranca con la “rebeldía” de los años sesenta de la que habla Pilar Bobes (Alaiz), la búsqueda de la “independencia” como mujeres y la “coherencia entre la vida y aquello que reivindicabas”, que expresa Milagros Rubio, y de ser visibles, como destaca Eva Martinez. Porque, como admite Zelaida Biurrun, cuyo marido autorizó por escrito su primer contrato laboral en 1979, “todo era pecado y estaba prohibido”. El Franquismo se había encargado de que las mujeres, en su rol de madres y esposas, “se alejaran de las fábricas”, observa Begoña Zabala (LAB). La incorporación de la mujer en la sociedad como agente de cambio no se produjo hasta mediados de los años setenta, explica Carmen Bravo, profesora de la UPNA y fundadora de CCOO. En la década de los 70-80 se incorpora al mercado laboral “con ánimo de no retornar al hogar porque sabíamos que sin autonomía económica no había igualdad”. Hoy, la economía sumergida o las disfunciones laborales por la reducción de jornada para conciliar hacen más necesario que nunca movilizarse, exigir corresponsabilidad y la creación de estructuras que garanticen todo el tema de los cuidados y servicios”, subraya Bravo. La ley sobre violencia de género no llegaría hasta 2004 y aún queda pendientes avances como que las agresiones sexuales no sean un delito normal, reitera María Ortega, mientras Camino Oslé, vicerrectora de la UPNA, sentencia que “los derechos siempre se conquistan, hay que defenderlos, porque te los pueden quitar…”.

Anuncios
Post a comment or leave a trackback: Trackback URL.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: