En pie por la igualdad

Cristina Simó, Secretaria de la Mujer del PCE / 08 mar 12

 La igualdad y la no discriminación por razón de sexo, son derechos fundamentales reconocidos en la carta de Derechos Humanos de la ONU y en la Constitución Española del 1978.

Pero lamentablemente, las políticas que se están legislando con el pretexto de la crisis bajo las órdenes del poder financiero por parte de los gobiernos conservadores del PP, en el Estado o en los gobiernos autonómicos, y también CiU en Cataluña, están desmantelando el Estado de Bienestar, además de incumplir el pacto de las Naciones Unidas o la Constitución Española. Aumenta la desigualdad de género, retrocediendo en 30 años los derechos de las mujeres que con tanto esfuerzo y lucha se consiguieron. Estas medidas nos van a hacer volver a la segunda mitad del siglo pasado en todos los aspectos sociales si no conseguimos detenerlas.

Nos vamos a movilizar en pie por la igualdad y vamos a exigir que se respete el derecho de igualdad entre hombres y mujeres. Así como denunciar todas las medidas legislativas que lo están vulnerando.

Ni existe, ni existirá la igualdad real si se continúan reduciendo las partidas presupuestarias en políticas de igualdad.

Las mujeres somos las más perjudicadas con la crisis económica. En cuanto empezaron a tomarse medidas “contra la crisis”, lo primero que hizo el gobierno del PSOE, incluso a costa de incumplir su propia Ley de Igualdad, fue dejar de evaluar el impacto que tenían sus decisiones sobre la diferente situación de hombres y mujeres. Es decir, invisibilizar el efecto desigualitario. Y el PP, más de lo mismo, ha continuado lo que inició Zapatero, reducir el presupuesto destinado a políticas de igualdad.

Ahora, de nuevo, el gobierno del PP continúa con el atropello a nuestros derechos, volviendo a situaciones superadas ya hace años. Nuestras libertades vuelven a ser cuestionadas. Nuestros derechos pisoteados y ninguneados por un sistema patriarcal que nos quiere sumisas… que al tiempo mira hacia otro lado cuando nos maltratan y nos matan.

Y mientras la pobreza tiene rostro de mujer y las mujeres, las más vulnerables, continuamos siendo víctimas de la trata, de la prostitución, de una violencia de género agravada por la crisis… El PP, donde gobierna suprime las subvenciones para centros municipales de ayuda a la mujer y rompe los acuerdos con las organizaciones de mujeres, mediante los que se venían prestando servicios de orientación laboral, asesoría jurídica y casas de acogida para víctimas de violencia de género. Además desmantela el Instituto de la Mujer, haciendo desaparecer las subvenciones para la investigación en materia de violencia de género y utiliza su estructura para promover estereotipos sexistas patriarcales y modelos de familia tradicionales.

Vemos también como los gobiernos autonómicos conservadores, están haciendo desaparecer los programas fundamentales para la atención de las víctimas así como para la prevención de esta violencia. Son ejemplos de ello: Aguirre en Madrid, con la modificación de la Ley Integral con la excusa de los recortes y su decisión de reducir los servicios de los juzgados especializados en violencia de género por la tarde o Cospedal en Castilla la Mancha, con la supresión del Defensor del Pueblo con una adjuntía de igualdad y el cierre de un total de 85 centros de información, sensibilización y atención a la mujer y 13 casas de acogida para mujeres maltratadas, o Mas en Cataluña, con la supresión del Programa de Seguridad contra la Violencia Machista, o Rudi en Aragón, con la reducción del 61% de la partida presupuestaria sobre cooperación en Programas y Actuaciones Dirigidos específicamente a Mujeres… Todo ello repercutiendo en la desprotección de las mujeres ante las agresiones machistas.

Todas y todos, en pie por la igualdad volvemos a exigir que la Ley contra la violencia de género recoja todos los tipos de violencias machistas, y no sólo las que se dan en el ámbito doméstico.

La Conferencia Episcopal a través del gobierno del PP impone su criterio e intenta vetarnos nuestra condición de ciudadanas de pleno derecho, negándonos el derecho a decidir sobre nuestro cuerpo, sobre nuestra maternidad y, en definitiva sobre nuestra vida.

Así es… el PP pretende derogar la Ley de Autonomía Personal y la Ley de Derechos Sexuales y Reproductivos para volver a otra de más restrictiva que la del 1985, sufriendo así un grave retroceso. Además, de volver a una situación de ser tuteladas, pues serán profesionales quienes deberán decidir sobre nuestro cuerpo y, en definitiva, sobre nuestra vida. De nuevo el modelo patriarcal se apropiará de nuestro cuerpo negándonos nuestro derecho a decidir sobre él. Por si fuera poco, también cuestionan la píldora postcoital poniendo en tela de juicio la opinión de la Organización Mundial de la Salud.

Todo esto supone una agresión a los avances logrados desde los años 70 hasta nuestros días, en la lucha por los derechos de las mujeres en particular y de la clase trabajadora en general.

Es por ello que todos y todas, en pie por la igualdad, volvemos a exigir que el Estado, que según la constitución es aconfesional, termine con los privilegios de la Iglesia católica o de cualquier otra religión y no permita que sus preceptos morales se reflejen en la legislación, ni mermen nuestros derechos.

Las comunistas y los comunistas del PCE volvemos a llamar a la movilización, a ponernos en pie por la igualdad, para rechazar la privatización de los servicios públicos. Para evitar que recaigan en el ámbito privado, en el trabajo no remunerado, no reconocido. En definitiva una vez más sobre las mujeres.

L@s comunistas del PCE, en pie por la igualdad, vamos a exigir el cumplimiento de las leyes de igualdad y rechazamos el discurso reaccionario, arcaico y patriarcal de que las políticas de igualdad entre mujeres y hombres son un ‘lujo’, que en momentos de crisis no son una prioridad, es un discurso rancio, en función del interés de la clase dominante, porque la desigualdad y la discriminación entre los seres humanos es la causa de que exista violencia e injusticia en el mundo. La igualdad es condición necesaria para un mundo más justo para mujeres y hombres.

Anuncios
Post a comment or leave a trackback: Trackback URL.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: