Comunista catalana renuncia a la Medalla de Honor de la Ciudad de Barcelona

Conchi Cejudo

Escucha la entrevista

“Los médicos lo merecen todo pero… es el sistema”. Así le responde Maruja a Montserrat Domínguez cuando, hablando de sanidad, le pregunta por la situación de los hospitales en Cataluña .

Su nombre completo es Maruja Ruiz Martos y pertenece a una mujer que lleva 50 años luchando en el distrito de Nou Barris (Barcelona), para defender la sanidad y la educación. Para ella, son los puntales más importantes de un país. Ésa es la razón por la que, el pasado lunes renunciaba públicamente a la Medalla de Honor de la ciudad que le concedía el alcalde Xavier Trias. Era “una cuestión de honor y de coherencia”. CIU, el partido al que pertenece, lleva desde mayo haciendo recortes en servicios públicos que han sacado a la calle a la sociedad catalana.

¿Qué tenemos los pobres si no podemos curarnos ni llevar a nuestros hijos a la universidad? ¿Qué perspectivas de trabajo tienen los chavales cuando acaban la carrera?, se pregunta Maruja. “Hay otras medidas, no se puede solo recortar, no puede ser que nos toque siempre a nosotros. El sistema no puede funcionar así, dar a la empresa privada es el primer paso para que luego pagues tú”.

Esta líder vecinal, que habla con la vehemencia de quien conoce la lucha en la calle, se siente orgullosa y agradecida con quienes la han propuesto para este premio, las personas que han acompañado sus reivindicaciones en los barrios de Prosperitat y Nou Barris. No es extraño el reconocimiento que quería brindarle su ciudad. Llegó a Barcelona desde Guadix, Granada, cuando tenía 13 años y, desde allí, comenzó su lucha. Las calles se pavimentaron, el transporte público llegó a donde antes ni se acercaba y, las personas mayores consiguieron, después de 17 años de reivindicación, un centro para ellas.

A Maruja le duele que en esta época de ayuntamientos democráticos le digan que un autobús no puede dar servicio a 2.000 personas porque no es rentable. “Las cuestiones públicas, si son rentables, mejor, pero si no… ¿Para qué sirven entonces nuestros impuestos?”

A veces, visita a los jóvenes en los institutos en los que estudian y les anima a luchar, a defender sus ideales. Cree que la juventud de ahora tiene más poder y sabe mucho más. “Yo no he ido al colegio pero ellos son capaces de redactar una hoja en una hora. Pueden y deben luchar. Deben darse cuenta de que ha quedado mucha gente en la cuneta por la lucha”.

Anuncios
Post a comment or leave a trackback: Trackback URL.

Comentarios

  • Kimberly Noteralda  On diciembre 26, 2011 at 4:33 am

    Pero no por ello renuncio a incorporar a mis clases lo que mi poca puede ofrecer de valioso y consolidado.

  • Kaylee Arthurs z  On enero 1, 2012 at 2:48 am

    ACUERDO DE LA MESA SECTORIAL DE SANIDAD Los jefes de equipo de Primaria de Murcia tendrán que ser m dicos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: