El modelo se agota y la crisis no se resuelve

Lo acaba de afirmar el Premio Nobel de Economía, Joseph Stiglitz, en el Primer Foro Social del 15M: “Los problemas de la crisis económica tiene su base en la escasa regulación de los mercados y son los Gobiernos los que ahora tienen que responder”.

Pero yo me pregunto: ¿Los Gobiernos lo están haciendo en la dirección correcta?
Stiglitz señalaba que el proceso de cambio, imprescindible por otro lado, será difícil porque la sociedad ha estado moviendose en espacios insolidarios durante los últimos 30 años. Por lo que vemos y leemos cada día, nada calma a los mercados y es que las recetas que se están aplicando están lejos de resolver los problemas que afectan a tantos países, como por ejemplo el nuestro.
Las recetas impuestas por el FMI y asumidas por los Gobiernos, sólo muestran el sometimiento político de un país al dictado de los mercados financieros.  Nunca están más actuales las palabras pronunciadas en el mes de abril por Kenneth Rogoff, ex economista jefe del FMI, que sentenció que “España pedirá el rescate tarde o temprano”, al mismo tiempo que reconocía que el problema ficticio de la deuda pública se ha creado para evitar el colapso del sistema financiero.
Sabemos pues, y Stiglitz lo acaba de reconocer  ante los indignados del 15M, que las recetas impuestas no resuelven la situación. Directamente la agravan.
El problema de España no es la deuda pública de unos 600.000 millones de euros, veinte puntos menos que la media europea. Nuestro grave problema es la deuda privada: de las familias, de las empresas, de los bancos.
Leonardo Boof en su brillante artículo: “Frente a la crisis: cuatro principios y cuatro virtudes” lo expresa de forma contundente recordando una frase de Eisntein de rabiosa actualidad: “El pensamiento que ha creado la crisis no puede ser el mismo que va a solucionarla”.
Boff insiste  en su artículo en que estas reformas no pueden resolver los problemas. Se necesita un cambio de pensamiento fundamentado en nuevos principios y valores que sustenten un nuevo ensayo de civilización.
Interesante reflexión que les animo a compartir.
Anuncios
Post a comment or leave a trackback: Trackback URL.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: