Acceso no autorizado de Belén Gopegui

La escritora madrileña siempre ha mostrado su combatividad y, tanto en su vida como en su escritura, sus posicionamientos muestran su coherencia con una izquierda cabal y consecuente; lo que le ha valido las reprimendas de más de un crítico de los conformistas y acomodaticios pesebreros; es decir, de unos cuantos.

Si en la anterior entrega mostraba la rebeldía de una adolescente que quería ser punki, del mismo modo que Kafka quería ser un piel roja con absoluta firmeza, o antes había mostrado un amorío cubano que soliviantó a más de uno, reitero, ahora Gopegui entra a saco en las trastienda de la política y mantiene en alto la bandera de la esperanza, de la dignidad de quien no dobla la cerviz ante el enorme dominio de los sistemas panópticos actualizados (son tiempos de hackers ); y lo hace con una furia propia de la más lanzada de las enragèes. Ya la cita de Adrienne Rich que abre el libro da cuenta de su inequívoca postura: «Debo echar mi suerte con quienes, / siglo tras siglo, con astucia, / sin poder extraordinario alguno, / rehacen el mundo».

Desde la primera página nos encontramos con una de las protagonistas, la vicepresidenta del Gobierno, que ve cómo alguien anda entrando en su ordenador personal. En las interioridades veremos con transparencia a algunos de los miembros de la cúpula política de estos últimos años que, so capa de socialismo, van de concesión en concesión con tal de no defraudar a los detentores del poder económico (de los poderes fácticos se habría hablado hace algunos años).

Así, junto a la vicepresidenta mentada, que es destituida por sus desacuerdos con respecto a las cajas de ahorro, no es difícil reconocer al «espumita» Rubalcaba, al actual presidente de Gobierno o a Felipe González, «el bocas». Los desfases y crujidos entre las proclamas de izquierda y las políticas absolutamente plegadas al neoliberalismo irán siendo vistas en una práctica que se plasma en algunos temas candentes de la actualidad económica y política, ampliando el abanico a las renuncias de los años de la llamada transición y asuntos como los GAL o la OTAN.

La obra rezuma un hastío enfurecido hacia ese neoliberalismo de izquierdas (?) que ha usurpado las banderas de la verdadera revuelta contra el capital en nombre de un romo pragmatismo posibilista que ha llevado las cosas a una deriva de renuncias y traición, en vez de haber liderado al pueblo en la marcha hacia cotas más amplias de libertad, de justicia e igualdad, aspectos que parecen imprescindibles en cualquier proyecto socialista que sea merecedor de tal calificativo. Los diálogos y los intrincados tejemanejes que se urden ante nuestros ojos dan credibilidad al lado oculto de la política, convertida en coto de los buscadores de éxito fácil, fortuna, o lo que sea.

Sin jugar a Isaías, me atrevo a aventurar que esta embestida contra las cloacas de la política no va a gustar a quienes aprecien las edulcoradas revisiones noveladas del pasado reciente y de la actualidad.

Fuente: http://www.gara.net/paperezkoa/20110604/270505/es/Acceso-no-autorizado

Anuncios
Post a comment or leave a trackback: Trackback URL.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: