Conducir es de hombres

Hablamos mucho de la situación que tienen las mujeres en algunos países árabes como en Irán, Afganistán o Yemen, sin embargo poco se dice de uno de los países donde las mujeres son “animales en reserva”. Hablo de Arabia Saudí.

Pero claro, no conviene decirlo. Ya saben ustedes que el gobierno saudí es amigo de los EE.UU. y de todo Occidente, incluido España, donde el Borbón cada vez que ve al rey saudí, le pega un abrazo que tiemblan los guardaespaldas.

Y es que he visto y escuchado, en el telediario de la Sexta, que este país árabe es el único en el mundo que prohíbe conducir a las mujeres. La policía detiene a cualquier fémina que vea conduciendo.

 El mes pasado una mujer, Manal Al-Sharif, desafió esta norma y se grabó conduciendo y lo colgó en Internet. Bueno, pues el vídeo ha sido prohibido y ella detenida. Lo que ocurre es que esta acción ha servido para lanzar una acción de protesta y ahora son varias las mujeres que se han grabado conduciendo y lo han colgado en Youtube. Piden la liberación de Al-Sharif y, además, se espera una manifestación de mujeres conduciendo para mediados de este mes.

Es curioso ver que un país con una de las rentas per cápita más altas del mundo, repleto de coches de lujo, no se pueda ver a mujeres conduciendo.

La prohibición viene de los fundamentalistas, por ejemplo uno de los más extremistas afirma que “las mujeres conductoras son demonios que merecen morir”. Y otros menos salvajes dicen que no es necesario porque la mayoría tienen chófer propio. Y otros piensan que que al conducir una mujer puede que, probablemente, se descubra la cara y, además, se aleje del control de “sus hombres”, y hasta pudiera pintarse y llegar a tener relación con otros, y…

En fin, las mentes calenturientas no tienen freno. Pero, aquí no pasa nada, o son las mismas mujeres las que se rebelan y consiguen su libertad o no se logrará. Ya se sabe que Occidente a sus amigos les permite todo, por supuesto que la mujer siga siendo un ser de segunda, y, si no, que se lo digan a las afganas, donde después de años de invasión occidental, siguen sometidas a sus amos machos.

Hasta las discriminaciones pueden ser de segunda y de primera división, de acuerdo a los lazos que esos países tengan con el Imperio.

Espero que pronto las mujeres saudíes puedan conducir y se vayan quitando las cadenas, y desde luego, el mérito será suyo, sólo suyo.

Salud y República

Anuncios
Post a comment or leave a trackback: Trackback URL.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: