La enseñanza laica, una asignatura pendiente

Trece autores defienden, en el libro ‘Aprender sin dogmas’, la neutralidad en la educación para el pleno desarrollo del derecho fundamental a la libertad de conciencia.

Separar las creencias de los conocimientos es el principal objetivo de Aprender sin dogmas. Enseñanza laica para la convivencia, un libro promovido por la asociación Europa Laica que pretende delimitar el espacio público, donde la religión no tiene cabida, para conseguir un Estado plenamente democrático basado en la igualdad y la libertad.

Francisco Delgado, presidente de Europa Laica, decidió recopilar los textos de trece autores relacionados con la materia no solo para conmemorar el décimo aniversario de la asociación sino también para rendir homenaje a todos aquellos que lucharon por llevar la laicidad a las escuelas, como los maestros de la Segunda República.

Los autores, que han colaborado desinteresadamente, recorren diversos temas como la relación entre religión y educación a lo largo de la historia, algunas experiencias personales de lucha por el laicismo o en qué medida ha afectado a las mujeres la presencia del catolicismo en la escuela. Los trece capítulos están unidos por una idea común: sentar las bases de la separación, en la sociedad, del espacio público de la esfera privada.

En la presentación del libro en Madrid acompañaban a Francisco Delgado dos de los autores: Alicia Miyares, doctora en Filosofía y Catedrática por la Universidad de Oviedo y Fermín Rodríguez, también profesor de Filosofía y miembro del colectivo Baltasar Gracián, que pretende reconstruir la enseñanza pública.

“El laicismo no va en contra de la religión, lo que queremos es que no haya privilegios. Pedimos la igualdad de oportunidades”, aclaró el presidente de Europa Laica. “La Iglesia recibe más del 1% del PIB en España y el 30% del alumnado va a colegios religiosos pagados por el Estado. Necesitamos cambiar la legislación desde un punto de vista pacífico, sereno y tranquilo”.

Alicia Miyares, feminista y laica, afirmó que le llueven “bofetadas por todos los lado”, metafóricamente hablando. “Se genera el sentimiento de que los radicales somos nosotros”. La doctora se refirió a las detenidas por quitarse la ropa en la capilla de la Complutense, en señal de protesta, y aseguró que “se ha alimentado falsamente la polémica para no dar entrada a los valores del civismo”.

Miyares argumentó que “ninguna religión habla el lenguaje de los derechos”, sino que todas se asientan en “ritos, normas y preceptos”. Además destacó que la mayoría de las religiones establecen códigos de conducta más duros para las mujeres que para los hombres: “En las aulas no deben entrar las creencias, sino los valores comunes, la libertad y la igualdad”.

Fermín Rodríguez, que centra su intervención en el libro en la historia de la escuela pública y laica, explicó que “si el derecho a la educación es fundamental, el Estado es el único responsable de que llegue a todos”. Asimismo señaló que la escuela debe formar “a ciudadanos libres, capaces de juzgar, pensar y contribuir democráticamente”.

Aprender sin dogmas. Enseñanza laica para la convivencia, de la editorial Milrazones, se ha presentado ya en Burgos y en Madrid y próximamente se lo hará en otras ciudades españolas como Granada y Orihuela.

Anuncios
Post a comment or leave a trackback: Trackback URL.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: