Más de 5.000 personas celebran la Fiesta de la Alfabetización en Sevilla

Rebelión

La aplicación del Yo, sí puedo sigue avanzando de forma imparable en la capital hispalense (Sevilla -España). La IV Gala de Graduación de este programa cubano de alfabetización se celebró este sábado en Isla Mágica, donde 167 personas recibieron su correspondiente diploma de reconocimiento por su inmenso ejemplo de superación. Este grupo se suma, asimismo, a los más de 800 hombres y mujeres que en los últimos dos años han dejado de ser iletrados, gracias al proyecto municipal que promueve la Fundación DeSevilla.

El acto del sábado ha sido el más completo y multitudinario de los desarrollados hasta ahora. Y es que no fue una graduación más, sino una gran Fiesta de la Alfabetización, satisfaciéndose así una propuesta vecinal emanada de los presupuestos participativos que, a tenor del público asistente y su nivel de implicación, resultó todo un éxito.

Más de 5.000 personas llegaron a reunirse en La Cartuja, al calor de esta iniciativa, que contó con un extenso y variado programa de actividades. Así, El Fuerte de Isla Mágica acogería durante toda la tarde diferentes charlas-coloquios, exposiciones y diversas actuaciones musicales y teatrales, mientras los más pequeños pasaban un día inolvidable disfrutando de las atracciones infantiles del Parque Temático.

En este marco, el delegado municipal de Economía y Empleo y vicepresidente de la Fundación DeSevilla, Carlos Vázquez, presidió un encuentro de facilitadores, donde realizó una encendida defensa de quienes, de manera voluntaria, dedican “su tiempo y su capacidad de trabajo” a “llevar la luz” a tanta gente que, por diferentes motivos, no sabe leer o escribir en la actualidad.

“Sois la verdadera fuerza motora de este proyecto y la garantía de que no se paralizará hasta que consigamos erradicar esta lacra”, sostuvo el edil de Izquierda Unida para, acto seguido, advertir de que aún quedan 34.000 analfabetos en Sevilla a los que atender.

Un encuentro con las entidades colaboradoras del programa, dirigido por la concejala de Participación Ciudadana, Josefa Medrano; la presentación del libro “Trazos de Esperanza”, donde se recogen testimonios de vida de participantes alfabetizados; o una conferencia sobre la cooperación internacionalista cubana a cargo del Cónsul de esta nación caribeña en Andalucía, Ricardo Rodríguez, fueron otras de las actividades vinculadas a esta Fiesta de la Alfabetización llevadas a cabo el sábado en Isla Mágica.

Ya en el escenario central, el grupo de teatro infantil la Colmenita Sevillana haría las delicias de los niños y niñas mediante una interpretación magistral, previa al comienzo de la Gala.

El primer teniente de Alcalde, Antonio Rodrigo Torrijos, dio la bienvenida a los presentes, felicitando, antes que nada, a los vecinos impulsores de este evento a través de los presupuestos participativos. “Ya era hora de que la política estuviera, por fin, al servicio de las necesidades de los ciudadanos y no al revés”, manifestó.

Torrijos expresó su alegría por los progresos del Yo, sí puedo materializados en estas últimas 167 alfabetizaciones. Se refirió a algunas historias personales y habló en general de un colectivo con “un pasado común complicado, por las necesidades y las dificultades”, pero al que, según aseguró, se le abre a partir de ahora “un futuro más prometedor y cargado de esperanza”.

“¡Gracias por enseñarnos cuál es el camino para luchar contra lo injusto y para combatir las desigualdades; gracias, en definitiva, porque es por vosotros que hoy y aquí podemos decir alto y fuerte… yo, sí puedo!”, exclamó el responsable municipal, quien reivindicó también el “papel solidario” de los facilitadores y de todas las entidades que colaboran con el programa. Y terminó abogando por “seguir soñando despierto” para que, más temprano que tarde, Sevilla sea declarada Territorio Libre de Analfabetismo.

Una vez más, los momentos más emotivos se vivieron cuando algunas de los participantes subieron al escenario y pusieron voz a cartas escritas de su puño y letra, demostrando los conocimientos adquiridos tras su paso por el Yo, sí puedo.

La entrega de los diplomas supuso el broche de oro a esta nueva Gala, en la que se tuvo un recuerdo especial, a título póstumo, para Francisca Chamarro, fallecida pocos días después de haber aprendido a leer y a escribir. Los familiares recibirían, en su nombre, el merecido título que, lamentablemente, ella no pudo recoger en vida.

Anuncios
Post a comment or leave a trackback: Trackback URL.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: